Bienvenid@ a nuestro Blog !

Asturianas Socialistas en Acción. Ante la parálisis y el retroceso a los que nos ha llevado la acción de los gobiernos de derechas en Asturias y en España, las socialistas asturianas hemos decidido pasar a la acción para Reiterar nuestro compromiso político con la igualdad entre hombres y mujeres; verdadera seña de identidad del Partido Socialista en su discurso y en su objetivo transformador de la sociedad. Denunciar el retroceso en materia Leer más

coeducación

MODELOS DE EDUCACIÓN: COEDUCATIVA, MIXTA Y SEGREGADA

 

Dentro de estos tres modelos que tendremos en cuenta, la coeducación, la educación mixta y la segregativa, es esta última la que puede resultar perjudicial en mayor medida para el normal desarrollo de  niñas y niños.

Vivimos en una sociedad donde el sistema patriarcal está afianzado, por tanto, si desde la infancia comenzamos a separar, a diferenciar a niñas y niños y no se lleva a cabo una educación que favorezca las aptitudes y actitudes personales, estamos cerrando posibilidades por el mero hecho de pensar qué cosas corresponden a niñas y qué a niños,  finalmente quienes saldrán perjudicados son ellos y ellas y por ende la sociedad en general a medio plazo.

La educación segregada ha tenido su cabida en una sociedad pretérita, donde la religión católica, en el caso de España, ha tenido mucha influencia en tiempos de la dictadura franquista y ha estado muy relacionada con una visión de la sexualidad culpabilizada y demonizada, muy lejos de patrones de conductas relacionales entre sexos dentro de la normalidad.

Soy de la opinión de que muchas de las situaciones de violencia de género más extremas que se han dado y se continúan dando hoy día, están relacionadas con esa visión de jerarquía y subordinación de las mujeres, arrancada desde el franquismo y donde a la mujer víctima, se le consideraba culpable en aras de su propia conducta, y donde la violencia de género no era contemplada como tal, sino como hecho pasional, fruto de la osadía de esa mujer por disponer de su propio cuerpo y usarlo como y con quien ella hubiese decidido, por ejemplo.

La educación mixta, por otro lado, puede ser igual de perjudicial si en vez de apostar por una verdadera educación basada en la igualdad, dentro del aula, patio y cualquier otro espacio educativo, se potencian y refuerzan conductas basadas en las diferencias sexuales. El hecho de que el alumnado comparta el mismo espacio no es suficiente garantía de igualdad. Es necesario educar en igualdad y eso es una tarea que se habrá de hacer de forma consciente en la sociedad actual, donde juguetes, cuentos, canciones, películas, publicidad, etc., lanzan mensajes que continúan perpetuando roles de género de subordinación de la mujer al hombre, por más que las leyes abunden en su control, así como el modelo de relaciones familiares que niñas y niños vivan y observen.

Probablemente todas las respuestas van a considerar la educación segregada como altamente perjudicial para el proceso de igualdad en curso entre mujeres y hombres.

Habría que reflexionar sobre los motivos que tienen las personas y organizaciones que apoyan este tipo de educación.

Ya el planteamiento se hace partiendo de los beneficios que tendría para las niñas, que son más “listas”, intentando así camuflar su concepto androcéntrico de la sociedad.

Parten de la diferencia biológica que existe entre mujeres y hombres y su intención es la de educar en las diferencias de género, perpetuar los diferentes roles adjudicados históricamente a cada uno de los sexos.

Es la ideología conservadora, esa que defiende el papel de la mujer como pilar de la familia, como protectora, un ser humano dotado de las virtudes necesarias para ser el sostén emocional de grupos humanos que marquen su ideal de sociedad: El de “la mujer mujer” que diría el ministro Gallardón.

Es evidente que el tratamiento dado a unas y otros con este tipo de educación sería diferente. Y si ahora resulta políticamente incorrecto fomentar la desigualdad, el respaldo que dará esta segregación a los grupos que la defienden será infinito. La veda está abierta para normalizar la situación de desventaja que venimos sufriendo las mujeres desde el principio de los tiempos.

Y si pretenden mantener el discurso del beneficio para unas y otros y la falacia de su concepto de igualdad, será a través del currículum oculto como irán conformando las mentes de niñas y niños para socializarlos según los diferentes roles adjudicados a cada cual.

El modelo segregado sería un gran paso atrás en la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres, de igualdad de oportunidades, de igualdad de derechos, de igualdad de posición desde la que mirar el mundo y tal es así que no se utiliza esa palabra, sino la eufemística: separación.

Pienso que la coeducación ha de ser el único modelo que el sistema educativo debe contener pues atiende a los principios generales de igualdad de género e igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. La igualdad es un logro que sólo se podrá conseguir si desde el ámbito educativo se imparten valores igualitarios. Todo lo que no sea así, será segregacionista, excluyente, sectario y como consecuencia desigual. Y la desigualdad provoca la violencia de género en todas sus diferentes manifestaciones.

En este sentido, habría que aclarar que todo cambio en el modelo educativo hacia el segregacionismo implica una vuelta a valores de desigualdad, a la xenofobia y a la homofobia, pues el desconocimiento que ese sistema provoca entre los sexos conduce a estas situaciones. Todas las personas que tenemos una cierta edad, hemos vivido el segregacionismo y evidentemente no tuvimos una sociedad mejor por ello.

La discriminación hacia las mujeres así como otro tipo de discriminaciones por razón de género, sexo, raza ó religión, parten del segregacionismo y de estigmatizar a la población “diferente” como algo negativo, fuera de la generalidad. Segregar en un sistema educativo es excluir o apartar a unas personas de otras por razón de sexo.

Aún si fueran ciertas las opiniones científicas  y expertas en biología, etc., en el sentido de las capacidades diferentes de hombres y mujeres y lo que es innato y no, cosa que no está demostrada, la humanidad debería plantearse una pregunta: ¿Preferimos una población de personas exclusivamente inteligentes pero emocionalmente pobres y desiguales?, o por el contrario ¿preferimos una población inteligente que además tenga un aceptable nivel de felicidad, nivel que viene dado por los beneficios que conlleva la igualdad de género, la igualdad de oportunidades….?

Evidentemente es mucho más deseable esta segunda opción. Sin embargo en la historia de la humanidad siempre nos encontramos con segregacionistas que utilizan este modelo para excluir y apartar, para dogmatizar y para hacer una selección de lo que es correcto y de lo que no, y en base a ello formar una sociedad a la medida de sus pretensiones y no de las del común de las mujeres y hombres que formamos el conjunto de la población, disfrazando lo imposible bajo una fuerte carga ideológica, que no lógica.

 

POR BLANCA MUÑIZ FIDALGO, PSICÓLOGA Y CONSULTORA DE GÉNERO

Publicado por Accion_2012 en sin categoria Deja un comentario